Lo que dice sobre ti tu actitud después del sexo



¿Qué dice sobre nosotros lo que hacemos después del sexo? ¿Hasta qué punto podemos controlarlo?
Por lo que parece, hombres y mujeres buscamos cosas muy diferentes en ese momento postcoital, y si nos tomamos muy en serio la actitud de nuestra pareja podríamos tener problemas. La realidad es que inmediatamente después del estampido de placer y de hormonas del orgasmo, hay un ‘apagón‘. El hombre, exhausto, se duerme, mientras la mujer espera que sea un buen momento para reforzar el vínculo afectivo.
Estas son algunas de las diferentes actitudes postcoitales que nos podemos encontrar, y lo que pueden significan:

Habladora:

La hormona oxitocina que se libera durante el orgasmo y crea un momento de unión en algunas parejas se traduce en hacerse grandes confesiones o hablar mucho de temas pocos importantes.

Cariñosa:

Con abundancia de caricias y mucha proximidad física, suele ser más habitual en las mujeres. Intensifica el placer y afianza la relación siempre que ambas partes lo busquen. De lo contrario el efecto puede ser el contrario…

Dormilona:

Como sabemos, es más frecuente en los hombres debido a la descarga de prolactina que se produce durante el orgasmo. Se trata de un asunto estrictamente biológico, por lo que algunos recomiendan que la pareja no haga ningún tipo de interpretación negativa.

Amnésica:

No es una reacción frecuente pero a algunas personas el orgasmo les produce un estado de confusión y pérdida de memoria momentánea. El motivo estaría en la reducción de oxígeno en la sangre.

Moviladicta:

Es una reacción frecuente en estos tiempos modernos, y no es la más agradable, pero hay gente que necesita mandar un WhatsApp, ver su Facebook o revisar su email. También los hay más osados que incluso se hacen selfies y los cuelgan en Instagram con el hashtag #Aftersex.

Llorona:

El orgasmo de la mujer puede ocasionalmente venir acompañado por lágrimas, lo cual es muy desconcertante para la pareja. Es un asunto de hormonas que no hay que tomarse demasiado en serio. Se cree que es una reacción exagerada de la amígdala, la parte del cerebro que rige las emociones.

Salir corriendo:

Algunas personas se visten apresuradamente y buscan cualquier excusa para largarse. Esta actitud puede ser tan desconcertante para el que se va como para el que se queda. Nuevamente es una cuestión estrictamente biológica que no hay que tomarse muy a pecho.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
t>