La prueba definitiva de que Aramis Fuster no es vidente ni es nada. Esto le ha pasado.



La vidente Aramis Fuster se está enfrentando estos días a algunos problemillas sin importancia; por lo visto la médium adeuda casi 6.000 € a los propietarios de la casa en la que estaba viviendo, motivo por el cual una comitiva judicial se ha presentado este lunes en la vivienda con orden de desalojar a la bruja y devolver el piso a sus propietarios.
María Antonia Pérez Sánchez, que así se llama realmente la vidente de 61 años, ya había alegado un accidente para posponer el lanzamiento judicial.
En esta ocasión, la comisión judicial ha encontrado vacío el piso; la bruja se había esfumado, llevándose sus enseres personales y profesionales. Por lo que se ve, sabía que venían.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
t>