10 diferencias entre ir a un examen habiendo estudiado y sin haberlo hecho

10 diferencias entre ir a un examen habiendo estudiado y sin haberlo hecho
image

image

image

image

image


image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

1. Vale, tienes examen. ¿Has estudiado?

Lo primero es ser consciente de si has estudiado de verdad o de si te has tocado todo lo que no suena.
- Si la respuesta es SÍ:



Ya tienes mucho ganado, si el examen es tipo test al menos te sonaran las preguntas y si no lo es, prepárate para contar todo lo que sabes aunque no te lo pregunten. Ya lo dice la táctica de la ESO, a más folios, más nota.
- Si la respuesta es NO:



Pues entonces no tienes nada que perder salvo los 90 minutos de examen que te van a sobrar. Si es tipo test empieza marcando todas las que te digan que hay dos correctas y luego a seguir jugando. Si no lo es, no cuentes el resumen del último capítulo que viste ayer de tu serie cuando se supone que tenías que estar estudiando.

2. Los 5 minutos antes del examen

Eso de que lo que no has estudiado antes no lo vas a aprender los 5 minutos antes del examen es una jodida mentira, esa, como mucho, puede ser la diferencia entre un 1 y un 2.
- Si has estudiado:


Aunque tú sí sabes que no hay nada que te puedas aprender en 5 minutos que no te hayas estudiado ya en todo este tiempo, te llevas los apuntes para que se vea que te has currado unos resúmenes bien guapos.
- Si NO has estudiado:


Entonces cada segundo es oro. Las últimas tres palabras que consigas memorizar las pondrás en la primera frase de tu examen para que no se te olviden. Por eso dónde tenías que poner tu primer apellido, has puesto “ácido clorhídrico ”. Sabes que tenías que haber empezado antes a estudiar, pero ya es demasiado tarde.

3. Antes de darle la vuelta al examen

Tus últimos pensamientos antes de ponerte a ello.
- Si has estudiado:


Sabes que otros la necesitarán más que tú, pero por pedir suerte que no quede, siempre es mejor un 9 que un 8. Por cierto, das muchísimo asco.
- Si NO has estudiado:



Igual te salía mejor no presentarte pero ya estás ahí y toca mojarse. Que sea lo que Dios quiera, que seguro que es que suspendas. Intenta al menos quedarte con las preguntas por si en Junio lo ponen igual.

4. Cuando le das la vuelta al examen

- Si has estudiado:


Has visto las preguntas y parece que te enteras. Buen trabajo chaval.
- Si NO has estudiado:



¿Pero qué cojones es esto? Respiras, coges aire y empiezas poniendo lo que te sabes… Tu nombre. Alguien va a terminar el examen muy pronto.

5. Mientras haces el examen 

- Si has estudiado:


Vas sobrado. Si es tipo test entonces ya habrás acabado pero prefieres repasar por sexta vez las cuarenta preguntas.
- Si NO has estudiado:

image

No puedes entregar el examen en blanco, no te han enseñado eso en tu casa. En realidad tú lo que quieres es entregar el examen y que se vea escrita por lo menos la primera cara… Que es lo que se ve. No quieres ver cómo te mirará tu profesor si se lo entregas en blanco. Si es tipo test ya has contestado las que te sonaban. Ahora te quedarían por contestar 35 de las 40 preguntas que tiene el examen. Si dependiese de ti el examen ya se habría acabado, has puesto todo lo que se te ha ocurrido y sólo han pasado 9 minutos.

6. Al acabar el examen

- Si has estudiado:


Un examen menos, una asignatura que me quito (Posiblemente)
- Si NO has estudiado:



Ya puedes empezar a buscar trabajo para pagar la extraordinaria, suerte.

7. Entregar el examen

- Si has estudiado:



Entregas el examen con calma, a ver si lo mira el profe y que vea que has contestado a todo, que se quede con tu cara.
- Si NO has estudiado:



Rápido, entrégalo rápido y justo a la vez que otro compañero, que se confundan los exámenes y que no vea que no has contestado ni a la mitad de las preguntas. Vete sin mirar a la cara al profesor, que no te suspenda antes de corregir el examen.

8. Salir de clase

- Si has estudiado:

image


Sales con estilo, con la satisfacción del deber cumplido.
- Si NO has estudiado:



Tu plan era esperar a que alguien se levantara antes que tú para no ser el primero, pero viendo que ha pasado ya media hora y nadie se ha movido, te animas a ser tú el valiente que salga el primero. Tienes dos opciones: O todo el mundo sabe que estás suspenso o que eres el puto amo.

9. Comentar el examen


Da igual si has estudiado o no, tus respuestas nunca coinciden con la de los demás.

image

10. Hora de ver las notas

- Si has estudiado:

image


Estarás impaciente por saber tu nota y esperas que sea lo que te esperabas.
- Si NO has estudiado:



Aunque ya sabías que estabas suspenso antes de hacer el examen.
Ah, si eres de los que estudia y aún así suspende, recuerda estas sabias palabras de Homer J. Simpson:
Os habéis esforzado y ¿Para qué?, para nada. La moraleja es: No os esforcéis
Artículo basado en el original de theidealist.es adaptado por  ingenierodelmonton.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
t>