12 frases que sólo entendemos los españoles (y su origen)


Aquí tienes el origen de algunas expresiones que los españoles usamos mucho, pero muchas veces no nos paramos a pensar en de dónde diablos vienen.

Se me ha ido el santo al cielo.

giphy

Se cuenta que la frase fue pronunciada por primera vez por un cura que estaba hablando sobre un santo en plena misa y, de pronto, olvidó qué iba a decir sobre él. Se le había ido el santo al cielo.

Llevarse a alguien al huerto.

tumblr_nkpceiXwnZ1st4bmvo1_500

En la historia, la Celestina, una vieja alcahueta, convence a la protagonista femenina, Melibea, para que se encuentre en un huerto a medianoche con Calixto, su futuro amante… El resto lo dejamos a vuestra imaginación.

Irse por los cerros de Úbeda.

giphy

En el siglo XII, el rey Fernando III estaba a punto de atacar la ciudad jienense de Úbeda, y uno de sus capitanes desapareció justo antes de que empezase la batalla. Volvió cuando la ciudad ya había sido conquistada y, cuando le preguntaron dónde había estado, aseguró que se había perdido por los cerros de Úbeda. Claro, claro

Hacerse el sueco.

giphy-1

Ese ‘sueco‘ viene de ‘soccus‘, un tipo de zueco que solían llevar los humoristas romanos que hacía que caminasen de forma tosca y torpe. La expresión quiere decir en realidad ‘hacerse el torpe‘, ¡nada que ver con Suecia!

Ponerse las botas.

giphy

La expresión se remonta a los orígenes de las propias botas, que al principio eran muy caras (¡grandes y de cuero!), y que solo se podían permitir los caballeros con posibles. Esos que también se podían permitir darse grandes atracones sin sufrir por su cuenta bancaria (o el equivalente de la época).

Coser y cantar.

giphy

¿A cuánta gente le resulta fácil coser hoy en día? Posiblemente no a tanta como hace unas décadas o siglos… Pero nos da igual y seguimos diciendo que algo es ‘coser y cantar‘ cuando queremos decir que va a ser muy, muy fácil. Esperemos simplemente que nadie intente comprobar cómo de fácil haciéndonos coser y cantar de verdad.

Llevarse el gato al agua.

giphy-1

Esta expresión tiene una lógica aplastante. Imagínate intentando hacer precisamente, meter un gato en el agua. No es fácil, ¿verdad?

No dar un palo al agua.

giphy-2

Su origen está en el lenguaje marinero. El palo en este caso es el remo, y alguien que no da o no pega ni un palo al agua es alguien que no colabora, un vago que no es capaz ni de remar un rato con sus compañeros.

Estar hecho un Cristo.

giphy-3

Todos sabemos que Cristo no acabó sus días en la Tierra en demasiado buen estado: látigos, piedras, cargar con la cruz… Alguien o algo está hecho un Cristo cuando está, simplemente, hecho un desastre.

Pintar la mona.

giphy-4

El origen de esta expresión no está muy claro, pero se relaciona con un juego de cartas en el que se esconde una, la ‘mona’, para que al final quede un jugador con una sola carta en la mano, la que hace pareja con la que quedó fuera. Ser impar, sobrar, ser inútil…

Tener mucho morro.

giphy

Esto lo decimos muchísimo, pero su origen es por ahora desconocido.

Colgar el sambenito.

large_zpse10b728b

Aunque los sambenitos nacieron como unos sacos, previamente bendecidos, que se colocaban los primeros cristianos a modo de túnica, similar a la que llevarían siglos después los monjes benedictinos (de ahí lo de ‘San Benito’), acabaron siendo durante la Edad Media la túnica de la infamia, algo que la Inquisición obligaba llevar a los herejes. También se llamaba sambenito a los letreros que se colgaban en las iglesias con el nombre y castigo de los condenados, una especie de humillación pública.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
t>