Aunque hace vida normal, ya no es una chica más. Va a la universidad, queda con sus amigas, pero desde hace un par de meses ya todos saben quién es.
Rocío Crusset –ha adoptado este nombre, cogiendo el segundo apellido de su padre, para su faceta de modelo– es nada menos que la hija de Carlos Herrera y Mariló Montero, que compagina sus inicios en el mundo de la moda con estudios de Administración y Dirección de Empresas.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
t>